Millennials, la generación que está trasformando la forma de viajar

Proporcionar información interesante y creativa, que pueda ayudar en desarrollar tus ideas

Enero 2, 2020 |

Combinar viajes de negocios y de placer se posiciona entre los más significativos cambios en la industria del turismo a nivel mundial. Según el estudio Unpacking Bleisure Traveler Trends 2018, que encuestó a más de 2.500 viajeros alrededor del mundo, los viajes de negocios que se extendieron por placer pasaron de un 52% en 2016 hasta un 80% en 2018.

Diversos estudios han determinado que en 2020 habrá 300 millones de viajes internacionales realizados por personas menores de 30 años. Las proyecciones indican que, para ese mismo año, los millennials –jóvenes nacidos aproximadamente entre principios de los 80 y mediados de los 90– supondrán un 30% de la fuerza laboral mundial.

Bajo esta premisa, esta generación está cambiando profundamente la forma de viajar, así como la organización de reuniones y eventos, trayendo consigo nuevos desafíos para la industria del turismo.

Los millennials demandan espacios de esparcimiento, con ambientes más cálidos y acogedores, influenciado por el nuevo concepto de bienestar que facilita el intercambio de conocimiento y el networking. “Necesitan involucrarse de una forma más directa con el evento al que asisten”, explica Álvaro Castilla, gerente Comercial de Travel Security y director de Business Travel Expo Santiago (BTE), feria de viajes de negocios a realizarse el próximo lunes 11 de noviembre.

Y es que esta generación se ha integrado al mundo laboral y sus exigencias a la hora de viajar van de la mano con su forma de ser. “Conocer sus necesidades y gustos es la base para adaptar la organización de sus viajes y las reuniones, congresos o seminarios internacionales. Hay que saber que las comunicaciones y la conectividad hacen que ya no solo tengas que dar contenido, sino también experiencias que hagan que valga la pena viajar por negocios”, asegura Castilla.

La importancia de las reuniones.

Este grupo, por la evolución del mercado laboral, además ve las reuniones como un elemento fundamental para su desarrollo profesional, principalmente por el conocimiento que adquieren y la generación de contactos.

En cuanto al alojamiento, los millennials buscan opciones más personales y que se adapten a su estilo de vida. Respecto a la comodidad del lugar, prefieren aquellos con áreas de descanso que les permitan relajarse mientras no trabajan, como sectores de spa o gimnasio.

Para Castilla, “en tiempos donde las comunicaciones son todo, los hoteles deben ofrecer más que un puesto donde llegar con tu computador y poder conectarte a internet, sino que ambientes que cuenten con acceso a salas de reuniones completamente equipadas para recibir a clientes, hacer networking y tener acceso a áreas comunes donde puedas generar redes”.

De igual forma, estos viajeros “exigen a la industria turística nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social, premiando políticas de Responsabilidad Social Corporativa”, agrega.

Un ejemplo de ello es que grandes cadenas hoteleras han visto la necesidad de adaptar sus instalaciones y servicios a los nuevos gustos de esta generación, por ejemplo, construyendo lobbies con ambientes más relajados e informales que facilitan la conexión social, con zonas de entretenimiento, dotaciones tecnológicas de última generación y opciones gastronómicas más informales.

Asimismo, algunos lugares ofrecen espacios de coworking o coliving. Por esto, agregan actividades al calendario laboral, con experiencias como conciertos y visitas a museos y lugares típicos de las ciudades que le permitan al viajero conocer a los locales, mezclando placer y trabajo.

En cuanto a la ubicación de hoteles o centros de reuniones, éstos deben tener buenos accesos a la movilización, siendo la proximidad al metro lo más relevante.a sobreexposición de estímulos que le produce la tecnología, pero también necesitado de un rostro amable que le asista y aconseje”, señala Castilla.

Fuente: elmostrador.cl